miércoles, 4 de julio de 2012

Capitulo XX. El tío Bernardo y mi madre


Tio Bernardo

En aquella época mi madre se unió con mi tío Bernardo viudo de una hermana de mi padre, año 1948
Nuestras dos familias vivieron una historia de vida muy similar, pues al mismo tiempo que moría mi padre, mi tío también tuvo la desgracia de perder a su mujer. Nosotros somos cinco hermanos y cinco hermanos mis primos. Emigramos a Valencia y ellos lo hicieron a Córdoba, y para más coincidencia regresamos al mismo tiempo a nuestra tierra de origen.
Hasta en el sexo de los hijos hubo coincidencia, ya que nosotros somos tres mujeres y dos hombres y ellos tres mujeres y dos hombres. Los hijos de mi tío son Bernardo, María, Mariano, Isabel y Otilia.
En cuanto al sufrimiento que nos deparó la vida lo sufrimos por igual, quizás de forma diferente, pero todos tuvimos que soportar tiempos muy difíciles. De esta familia sin despreciar a los demás quien más figura en mis memorias es Otilia y Mariano, ya que por edad fue con quien más me relacioné, de hecho guardo buenos recuerdos de ellos y los quiero como hermanos.
Mi madre y mi tío compartieron años de vida juntos y empezaron una vida nueva en la vieja casa que heredamos de mi abuelo, unieron las dos partes de tierra que poseían y con su esfuerzo lograron salir adelante aunque con privaciones, en aquellos años de miseria los que conseguía comer se podían dar por satisfechos.
Mi prima Otilia fue la que pactó el pequeño rebaño de ovejas que lograron reunir los dos.

Rebaño de obejas.


Capítulo I. Taberno en 1937, Almería (España)

DEDICATORIA   Portada libro Quiero dedicar mis memorias a las personas que me ayudaron en la desventura de mi vida, a m...